Iniciativa de Comunicación para el
desarrollado rural en América Latina




Calendario lunar andino y cosmovisión kichwa



Escrito por: Alfonso Cachimuel Tabango,

Kichwa del Pueblo Otavalo

El calendario lunar, indica los períodos de siembra de los diversos productos agrícolas en las chakras. La agricultura ancestral se fundamenta en las fases lunares. Al igual que en algunas regiones del mundo en la actualidad todavía se sigue disciplinadamente realizando las actividades cotidianas según las fases lunares; pues la luna divide en cuatro momentos el mes existente.

Los movimientos astrales influyen positiva o negativamente en la chakra, como en la salud humana; el año lunar andino está dividido en 13 meses de 28 días, más un día aproximadamente. Este ciclo tiene una estrecha relación al ciclo natural de todo ser viviente.

En nuestras comunidades existen evidencias de que los eclipses de la luna (killarupay) y del sol (Inti rupay) eran importantes y temidos, pues marcaban como los “indicadores” de grandes cambios sobre la tierra por lo que durante los eclipses silbábamos y gritábamos y poníamos lavacaras de agua en el patio central de la casa para “enfriar” a la luna o al sol que se está “quemando” y así retornar al equilibrio.

Desde esta visión astronómica y fundamentada cosmogónicamente en que todo ser vivo, incluido la Pachamama tiene sus ciclos, los astros ejercen su influencia en la vida de los componentes de la chakra. En particular, la luna dentro de la agricultura se toma muy en cuenta para la siembra; la cosecha, y en la vida de las mujeres en su ciclo menstrual al igual que su fertilidad.

La luna, en la cosmovisión andina es una mamá que nos da ciertas señales para nuestra vida y nuestras decisiones personales. Cuando sale la Mama Luna tienes que ofrendarle, conectarte con ella y pedirle permiso y lo que quieras: que ayude en el crecimiento o cosecha de la chakra…ella la cumple; si estás enferma, le pides que te sane y te trae sanación, ella otorgará las bondades para ti, la familia y la comunidad.

Las fases lunares son muy importantes para la agricultura y la cría de animales domésticos, ya que muchas veces el éxito de las siembras, cosechas y fertilidad de animales depende de ellas, así como el tratamiento y sanación de algunas enfermedades que nos afectan a los seres humanos.

La luna, según su posición, anunciaba la lluvia fertilizante, o la sequía; las fases lunares también eran consideradas para la elaboración de obras que requerían el empleo de madera para evitar el apolillamiento. Las fases lunares constituyen todo un saber para la realización de distintas actividades agrícolas en la chakra, en la ganadería y en aplicaciones medicinales.

Tomado de: Riksinakuy "Que nadie calle tu voz"

Si quieres acceder a este y más artículos visita el siguiente enlace ⇒ https://bit.ly/2AvP1HG




Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín
Telf:(+593) 2548011 | aatupana@ciespal.org
Quito-Ecuador