Iniciativa de Comunicación para el
desarrollo rural en América Latina

  • Twitter
  • Youtube





Jahuay canto milenario Puruhá

Escrito por: Sumak Bastidas

Kichwa de la Nación Puruhá

A pesar de que tenemos una Constitución que reconoce que somos un país plurinacional e intercultural debido a que existimos pueblos y nacionalidades ancestrales, desconocemos en gran porcentaje el conocimiento milenario que cada pueblo posee. Hoy en día todos hablan sobre los cuatro raymis o celebraciones de los pueblos andinos especialmente en junio tiempo del Inti Raymi, época del sol recto, tiempo de cosecha de granos secos en especial de la cebada y del trigo como del maíz.

A partir del mes de julio hasta agosto en las comunidades del pueblo Puruhá se corta la cebada y el trigo tiempo durante el cual hombres, mujeres, niños todos a manera de celebración comunitaria se despertaban muy temprano preparando el kukayu, la chicha, la machka, el tostado desde la madrugada para llevar a las chakras y compartir con quienes fueren partícipes de esta actividad. Una vez iniciada la actividad el Paki, quien hacía el rol de maestro, daba sus inicios para que los hombres con voz grave den las primeras notas cantando el Jahuay seguidamente de todas las mujeres y los niños como jóvenes estuvieran presentes a unísono se unían en coro para cantar Jahuay, repetidos en cuatro compases de ocho tiempos, cantaban mientras que con la mano izquierda tomaban un puñado de trigo o cebada y con la derecha con la oz cortaban. Al escuchar este canto milenario Puruhá es escuchar un coro de gorriones, gliggligs, tortolas y wirajchuros y sobre todo el cóndor.

Una vez culminada la actividad cada uno llevaba en su espalda una carga del trigo o cebada cortada hacia sus hogares y una vez allí nuevamente se organizaban con los miembros de la familia y vecinos para realizar la parva, que consistía en una bodega cilíndrica natural cuya punta simulaba ser el techo de una casa, se acostumbraban a parar 8 a 12 parvas que tenían una altura de 2.50 m. Bodega que garantizaba alimento por todo un año hasta la nueva cosecha. He aquí un pequeño fragmento del Jahuay.

Paki: Kunanka cebadata kuchushpa, jahuay ningapak  kaparishunchik.

Ayjaaaaaaaaaaaaaaaa Ahiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Hay Jahuay, jahuaywa, jahuaywa, Ay jahuaywa

Hay Jahuay, jahuaywa, jahuaywa, Ay jahuaywa

Hay Jahuay, jahuaywa, jahuaywa, Ay jahuaywa

Ñawpa yayakunapakta ay jahuaywa,

alli rurashkakunata ay jahuaywa­­

paypak ñanta katishpalla Hay jahuaywa

kushillami kawsashunchik Hay jahuaywa

Hay palomita angadura Hay jahuaywa

Yaku pugrupi chapagri Hay Jahuaywa

Hay cebadita kuchudura Hay Jahuaywa

Yaya intipish asinmi Hay Jahuaywa.

Cantar el Jahuay es cantarle a la comunidad, al cóndor, al trigo, al maíz, a la mujer, al amor, a la tierra, al sufrimiento, a la alimentación, al tayta Chimborazo, al tayta Inti. Así se celebra parte del Inti Raymi Puruhá.

Tomado de: Riksinakuy "Que nadie calle tu voz"

Lea y escuche este y más artículos visitando este enlace: https://bit.ly/2T1TVn2




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Con el apoyo de FAO


Contacto Ecuador

Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín - Quito, Ecuador. Telfs: (593 2) 254 8011 Fax: (593 2)250 2487 rvallejo@ciespal.org