La COP28 aún no muestra avances en los temas centrales para los agricultores familiares

noticia

En el día de ayer se llevo a cabo la clausura de la asamblea de las Organizaciones de los países de América Latina. Durante la evaluación de los principales temas del proceso de negociación de la COP 28, se destaca la preocupación por cuestiones cruciales como los combustibles fósiles y las inversiones, especialmente en los países del sur que más lo necesitan.

Uno de los temas destacados es la situación de las petroleras, que ejercen una fuerte presión sobre los gobernantes y negociadores, negando la realidad del calentamiento global. Esta postura genera una gran inquietud, ya que las organizaciones de la sociedad civil consideran que el proceso de negociación está lejos de abordar adecuadamente temas fundamentales como alimentación, género, reducción de emisiones y consumo de combustibles fósiles.

La situación se percibe como dramática, y existe pesimismo entre las organizaciones respecto al éxito futuro del proceso. Se teme que, si no se logran avances significativos en la próxima etapa de la COP, la edición 28, será un fracaso en comparación con las expectativas iniciales.

Las organizaciones de la sociedad civil están decididas a intensificar su participación y hacer oír sus voces con mayor fuerza. Se espera que generen más presión sobre los gobiernos para que aborden de manera más efectiva los temas cruciales. Además, se destaca la falta de avances en los temas de financiamiento de los fondos, lo cual es percibido como vergonzoso, ya que se prometieron recursos que hasta ahora no se han materializado ni utilizado para adaptaciones y mitigación de los efectos de las crisis climáticas.

En resumen, el panorama actual en la COP 28 refleja una situación crítica y la necesidad urgente de acciones concretas para abordar los desafíos ambientales que enfrenta la región y el mundo.

Tomado de: COPROFAM