Iniciativa de Comunicación para el
desarrollado rural en América Latina

Iniciativa de Comunicación para el
desarrollado rural en América Latina




Primera convocatoria del FFF beneficia a 552 familias en Napo



19 de marzo, 2019

En el marco del Programa Nacional “Ecuador Bioemprende”, el Ministerio de Ambiente y la FAO a través del Mecanismo de Bosques y Fincas (FFF: Forest and Farm Facility) convocaron, durante el mes de diciembre de 2018, a las Organizaciones de productores/as forestales y agrícolas (OPFA), legalizadas en Napo, a presentar propuestas enfocadas en el desarrollo de paisajes productivos sostenibles.

Según Virginia Vallejo, Facilitadora Nacional del FFF en Ecuador, este Mecanismo se centra en el fortalecimiento directo de las capacidades de las organizaciones de productoras/es forestales y agrícolas (OPFA) como las principales agentes de cambio para alcanzar paisajes resilientes al clima y mejores medios de vida. El fortalecimiento de capacidades a las OPFA se da en diversos ámbitos: gobernanza; acceso a mercados y a financiamiento; prácticas de adaptación/mitigación/resiliencia al cambio climático; y, acceso a servicios sociales y culturales. Además, se brinda un apoyo técnico al MAE con la finalidad de elaborar propuestas de políticas públicas diferenciadas para las OPFA.

Entrevista:

P. ¿Cómo fue la acogida de las organizaciones a la convocatoria?

r. Hubo muchas organizaciones interesadas en la convocatoria. Sin embargo, dado que el plazo de presentación de propuestas fue en diciembre, un mes en el que suman varios procesos dentro las organizaciones, algunas de ellas no pudieron presentar su propuesta. En este sentido, considerando la demanda desde las organizaciones estamos planteando una segunda convocatoria para mediados de este año.

P. ¿Cuántas y cuáles fueron las organizaciones seleccionadas?

r. Cuatro fueron las organizaciones de productoras/es forestales y agrícolas (OPFA) seleccionadas: Sacha Laran (Asogrosach), Tsatsayaku, Wiñak y Runashitu. Todas son organizaciones de Napo.

P. ¿Cómo se trabajó con estas organizaciones?

r. Primero se hizo una evaluación de las propuestas presentadas. En una segunda fase se apoyó a las organizaciones en los temas que estaban débiles dentro de las propuestas; por ejemplo: estructuración, objetivos, plan de trabajo y presupuesto. Para esto, se realizó un taller para el fortalecimiento de sus propuestas; este taller se realizó en Tena, en enero de 2019. En una tercera fase se dio una asistencia técnica de manera personalizada a cada una de las organizaciones seleccionadas dentro de la convocatoria 1 del FFF.

P. ¿En qué consiste el apoyo de la FAO a las organizaciones?

r. Aquí tenemos que considerar dos etapas. En una primera etapa, esto es, antes de la implementación de los proyectos, desde la FAO se da un acompañamiento a nivel técnico focalizado en el fortalecimiento de las propuestas (proyectos) y de las capacidades administrativas de las organizaciones, de tal forma que las organizaciones tengan claridad sobre cómo desarrollar los procesos administrativos y financieros durante la ejecución del proyecto. Para este último aspecto hemos elaborado un manual de operaciones, el cual va a ser socializado con las organizaciones y de esta forma retroalimentar el documento, de tal forma que sea una herramienta que guíe y facilite los procesos administrativos y financieros para las organizaciones.

En una segunda etapa, esto es, durante la implementación del proyecto, se da un acompañamiento de monitoreo y aprendizaje. Para esto, cada organización en base a su propuesta tiene un panel de indicadores con los cuales debe identificar en primera instancia su línea base, y posteriormente el avance que logren durante la implementación del proyecto.

Finalmente, de manera paralela a estas dos etapas, desde el FFF brindamos a las organizaciones capacitaciones en temáticas de interés para el sector, por ejemplo, el último taller fue acerca de la gestión de riesgos para los emprendimientos.

P. ¿Cómo están gestionados los fondos designados para el FFF?

r.  En este proyecto están cooperando FAO conjuntamente con el Ministerio del Ambiente, UICN, el Consorcio de Organizaciones de Napo y CONFENIAE. En cuanto a la fuente de los recursos, éstos provienen de donantes externos, como Alemania, FAO-EU FLEGT, Finlandia y Suecia.

P. ¿Cómo se encuentra el tema de comunicación dentro las organizaciones?

r. Dentro de las organizaciones existe una debilidad en el área de comunicación, tanto interna como externa; de lo comentado por las organizaciones esta situación se da por la falta de una persona(s) específica que trabaje este tema dentro de la organización como parte de las actividades continuas de operación de la organización.

Actualmente, con el FFF estamos apoyando a las organizaciones para desarrollar capacidades para la promoción y difusión de sus productos. Esta priorización de la comunicación como una herramienta para el acceso a mercados ha sido dada por las propias organizaciones. Específicamente la implementación de los proyectos abarca temas como: diseño y elaboración de manual de uso de marcas, elaboración de catálogos de productos, elaboración de bases de datos, etc. Sin embargo, considero que también es necesario trabajar en el fortalecimiento de la comunicación interna para cada una de las organizaciones. Para esto hemos establecido un acuerdo macro con CIESPAL (Centro Internacional de Estudios Superiores para América Latina); y a su vez, estamos coordinando procesos específicos para solventar las necesidades en las organizaciones.

P. ¿Cuál fue el monto de apoyo para las organizaciones ganadoras?

El monto específico que recibe cada organización depende del proyecto presentado. De manera general el monto designado para cada organización fue de hasta $50.000.

Además, que se brinda a las organizaciones es con un enfoque de corresponsabilidad, por lo que, el FFF si bien otorga un monto máximo de $50.000 por propuesta, a su vez se solicita que las organizaciones hagan un aporte del 30% para la realización de su proyecto. El objetivo de este enfoque de corresponsabilidad es que las organizaciones se empoderen tanto de los procesos presentados en las propuestas como de la gestión de los recursos, los cuales provienen de ambas partes.

P. ¿Cuándo concluye el proyecto?

r. Los proyectos presentados por cada una de las organizaciones tienen un plazo de implementación de diez meses más dos meses de cierre, es decir, un año en total. Al finalizar cada proyecto, con las organizaciones se hará una evaluación de los indicadores, identificando su avance respecto a la línea base; de tal forma que evidenciemos los impactos del fortalecimiento brindado por el FFF a cada organización.

En cuanto a la duración total del FFF, este mecanismo estará apoyando a las organizaciones por al menos cuatro años más en Ecuador. En este sentido, las organizaciones actualmente seleccionadas pueden volver a aplicar a las futuras convocatorias del FFF. Lo que queremos es que las organizaciones vean al FFF como un mecanismo que apoya a fortalecer los procesos de sus bioemprendimientos con una visión de sostenibilidad económica, social y ambiental, concluye.

Para otorgar los fondos de la primera convocatoria del FFF, este miércoles 20 de marzo de 2019, se realizará en las instalaciones de la Universidad Regional Amazónica IKIAM (ciudad de Tena, provincia de Napo) un acto de entrega oficial de los recursos a las organizaciones seleccionadas. Esta entrega se hará a través de la firma de las “Cartas de Acuerdo” que es el instrumento contractual por el cual FAO entrega los recursos a las organizaciones. Este evento contará con la participación de instituciones gubernamentales y no gubernamentales, de la academia y de la comunidad. Este es un evento que se desarrollará en el marco del Día Internacional de los Bosques.

Según Virginia Vallejo, para la segunda convocatoria, planificada para el mes de julio de 2019, se ampliará la zona de intervención. Para esto, se están identificando las condiciones socio-organizativas de los territorios. Además, se está considerando para el proceso de selección criterios como: bioemprendimientos que tengan como base el uso sostenible de la biodiversidad nativa y que se localicen en áreas bajo algún tipo de protección y/o en sus zonas de influencia.

En el marco de la primera convocatoria del FFF se está apoyando 552 familias, que son parte de las organizaciones de productoras/es forestales y agrícolas. Se está fomentando modelos productivos agroforestales sostenibles en aproximadamente 800 hectáreas, con una inversión de 168.000 dólares. Se espera continuar incrementando el alcance del FFF con las subsiguientes convocatorias.

Escrito por: Aidé Atupaña




Av. Diego de Almagro N32-133 y Andrade Marín
Telf:(+593) 2548011 | ondaruralfao@gmail.com
Quito-Ecuador